domingo, 16 de diciembre de 2007

Tormenta de Fuego

La base genética (subterránea) corre a cargo del gobierno de los Estados Unidos y los Grises cerca de Dulce (Nuevo México) justo debajo de la frontera de Nuevo México.

Es muy peligroso ir a explorar allí, únicamente solo puedes entrar allí con un código de identificación de la base.

Llaman a un nivel el "Pasillo de la Pesadilla" donde los Grises hacen horribles experimentos. Deberías leer el libro Matrix II de Valdamar Valarian si realmente quieres quedar impresionado.

Como los gobiernos están trabajando con los Grises (incluido el gobierno canadiense), no hay nada que puedas hacer excepto ser tan consciente como puedas y difundir toda la información que sepas. Hay una serie de bases en los EE.UU. y Canadá, así como en todo el mundo.

Estas bases están conectados por un amplio sistema de túneles subterráneos.

Matrix II tiene un mapa de las principales bases del suroeste de EE.UU. (bases subterráneas extraterrestres) y muestra la conexión de los túneles. Una de las listas es la que está debajo del Boynton Canyon en Sedona, AZ. Cuando lo visité el mes pasado, los locales estaban muy dispuestos a hablar de sus experiencias con los extraterrestres.

Ellos hablan de grandes camiones militares que viajan a través de Sedona para conseguir el acceso a la base subterránea. Estos camiones militares entran durante las primeras horas de la mañana. Los vecinos de la zona hablan de helicópteros negros y como, si te atreves bastante, puedes divisarlos a distancia. Yo no lo recomendaría.

El centro de la base está en la zona secreta del Canyon y ellos te impulsan fuertemente para que no vallas a investigar allí. Me dijeron que Huesos Humanos han sido encontrados más de una vez allí y que los vecinos habian desaparecido.

El OVNI es para objetivos civiles.
Louis Withley Strieber, que se dice que trabaja para la CIA, fué torturado por los Grises por comer chocolate. Según sus libros, ellos no pueden usar tus fluidos corporales si tu has estado comiendo chocolate. ¡Pasate a la barras de chocolate Hershey Bar!

De: Bill English, John Lear y yo hemos sido amigos y colegas desde hace varios años. Actualmente vivo en Nuevo México y he seguido la investigación en torno a la Base Dulce desde que Paul Bennewitz comenzó a enviar sus informes a APRO a mediados de los años 70.

Aunque no hemos sido capaces de localizar la ubicación exacta, a lo largo de los años se ha rumoreado que la base ya no existe. Sin embargo, tanto John Lear como yo hemos dado con testigos que indican que la base existe.

Uno de los testigos fue secuestrado junto a su hijo y fueron llevados a la base. Tenemos una serie de notas del Dr. Leo Sprinkle de la sesión de hipnósis con esta mujer que lo justifica todo, incluyendo la visualización de una sala con una especie de tubos o jaulas con líquidos en su interior llena con partes del cuerpo humano flotando en ellos.